HISTORIA ESTUDIO UNO



Para entender lo que somos y lo que queremos ser, habría que entender bien desde dónde venimos. No sólo de donde venimos como estudio, sino de dónde venimos como personas.
Iván Muñiz nos ha hecho el favor de facilitarnos esta labor con un documental sobre nuestra historia en el que ha sabido entender qué es y cómo hemos vivido este gigantesco proyecto que es Estudio Uno. Porque Iván nos conoce desde que empezamos en esto. Ama la música casi tanto como el cine y todas sus vertientes, de la que es un auténtico apasionado. Nunca le vi sin una cámara en su cuello, o en su bolso, o en su coche y es por ello que ha sido, sin quererlo, en un testigo imprescindible de nuestra vida. Quién mejor que él para contaros nuestra aventura y mostraros nuestra pasión, esta que nos lleva a creer tanto en el mundo de la música.
Este es un documental sobre otra cara de la música, la de los estudios de grabación, su evolución y su actual lucha en el tremendo desierto que es la industria discográfica de este país.
También les dejamos una selección de fotos de la construcción de los nuevos estudios, documentada día a día, que supone un curioso viaje que cuenta otros pormenores.

Y a continuación les dejamos también parte de la historia escrita.
Esperemos que disfruten de esta parte de nosotros.



ESTUDIO UNO: LA HISTORIA DE UN SUEÑO

1. EL GERMEN: ALEA IACTA EST.     2002 - 2005

En el año 2005, Pablo Pulido y Luis Criado se conocen tocando juntos (Batería y Percusión, respectivamente) en el grupo de fusión étnica Alea Iacta Est, liderado por Esteban Ramos.
Fue la primera toma de contacto de ambos con parte de la industria musical: más de 50 conciertos y la grabación de un EP y un LP.
En el año 2005, Alea Iacta Est decidió grabar su primer LP, hecho que se convirtió en vital para el posterior desarrollo y nacimiento de Estudio Uno. Este disco lo grabaron con el productor vigués Pablo Iglesias, que acababa de mudarse a Madrid para gestionar los estudios de Cinearte y, tras la grabación del LP, Pablo Pulido, que acababa de terminar sus estudios en la escuela CEV, paso a formar parte del equipo de trabajo de Pablo Iglesias, con quien trabajó 6 años.

Tras esta grabación, Alea Iacta Est cesó su actividad como grupo. Pablo Pulido empezó a trabajar como técnico de sonido en Cinearte, y Luis Criado se retiró a vivir al Cabo de Gata, a la localidad de Las Negras, en Níjar.

2. LA TRANSICIÓN: 2005 - 2010

En esta etapa previa a la constitución de Estudio Uno, Pablo Pulido permaneció al lado de Pablo Iglesias y Juan Rúa (mano derecha del productor), primero como técnico asistente para más tarde empezar a grabar, mezclar y producir sus primeros trabajos profesionales. Fueron los años formativos de Pablo en cuanto al trabajo profesional dentro de un estudio de grabación y donde aprendió todo lo referente a la industria musical y sus entresijos, años vitales para su profesión y su experiencia.
Por otro lado, estos años de Luis Criado fueron más inciertos, de búsqueda personal y experiencias que fueron vitales para su posterior decisión de dedicarse al mundo de la grabación. En estos años simplemente se dedicó a sobrevivir, aprovechando las pocas cosas que sabía hacer: vender y tocar. Tuvo un puesto de artesanía con el que recorrió España, y posteriormente, a partir del año 2008, empezó a vivir profesionalmente de la percusión.
En ese año, grabó con su grupo Proyecto 216 un LP, y para su grabación confió en su amigo Pablo Pulido y el estudio donde aún trabajaba: Cinearte.

3. EL PRIMER PROYECTO: MARZO 2010 - NOVIEMBRE 2010

En marzo de 2010 todo cambió y resultó vital para el futuro de estos dos jóvenes emprendedores. Por un lado, Pablo Iglesias había terminado su relación profesional en Cinearte, y Pablo Pulido seguía trabajando allí como freelance, pero la situación era muy inestable.
Por otro lado, Luis Criado tenía decidido dejar el mundo profesional de la música y su enorme competencia buscando mayor estabilidad económica y tiempo para trabajar en sus proyectos musicales (iluso él).

En esta situación, ambos hablaron y empezaron a trabajar en un proyecto que implicaba la construcción de unas salas de ensayo y un estudio de grabación en el complejo. Realizaron planes de empresa, visitaron naves y pidieron múltiples presupuestos para llevarlo a cabo, pero después de más de 6 meses de trabajo, se abortó el proyecto porque era económicamente inviable. La inversión según presupuestos era imposible de amortizar con el tipo de negocio que querían lanzar.

Justo en ese momento, Pablo Iglesias recibe una oferta de la nueva empresa encargada de gestionar los estudios de Cinearte, Soon in Madrid, del grupo Ñ de comunicación, para volver a llevar el estudio de música de las míticas instalaciones. Pablo Iglesias, al encontrarse inmerso en nuevos proyectos en la ciudad de Vigo, ofrece a Pablo Pulido, mano derecha suya durante los últimos años, el nuevo proyecto. Tras reunirse con Ricardo Jiménez, de Soon in Madrid, Pablo y Luis pasan a ser los nuevos gestores del estudio de música de Cinearte, después de comprar todo el equipo de sonido a Pablo Iglesias. Al proyecto lo llamaron Estudio Uno, cogiendo parte del nombre anterior con el que Pablo Iglesias había gestionado los estudios en su etapa: Estudio Uno de Cinearte.

4. CINEARTE: Noviembre 2010 - Enero 2013

Esta es la primera etapa de Estudio Uno como estudio de grabación. Un nuevo estudio en un viejo estudio. Fue en estos años cuando se sentaron las bases ideológicas y filosóficas de Estudio Uno, tan difíciles de explicar como imprescindibles en nuestro camino.
Desde el primer momento tuvieron claro ciertas premisas que se convirtieron en innegociables:

  • Los equipos tenían que estar en perfecto estado de uso. En caso de no estarlo, debían informar al cliente.
  • Debían establecer un protocolo de funcionamiento claro en cuanto a las sesiones de grabación.
  • Seriedad, profesionalidad y respeto al cliente para que les tratasen con seriedad y respeto.

Desde el primer mes, tanto Luis como Pablo vieron que aquello no podía ser un negocio rentable como tal, así que trazaron un plan a 10 años que pasaba por trabajar y hacerse un nombre en el difícil mundo del sonido, para en 10 años montar sus propios estudios en una nave industrial.
No podían imaginar que ese plan se adelantaría tanto.
En enero de 2013, Soon in Madrid les comunica que abandonaban las instalaciones de Cinearte, con lo cual Estudio Uno se quedaba en un limbo interesante: su acuerdo de gestión quedaba automáticamente roto, y debían negociar con los nuevos gestores.
No hubo lugar a ello: las sensaciones en la primera reunión no fueron buenas y en 3 días abandonaron las instalaciones por miedo a cualquier eventualidad y mayores imprevistos.
Empezaba la etapa de mayor incertidumbre de Estudio Uno.

5. LA INCERTIDUMBRE: ESTUDIO PROVISIONAL Y ELABORACIÓN PROYECTO DE NUEVOS ESTUDIOS: Enero 2013 - Junio 2013

Estos fueron los 6 meses más intensos y decisivos en la corta historia de Estudio Uno.

Tras la salida de Cinearte el futuro, simplemente, no existía. Para ellos todo se paró, y no eran capaces de ver qué podían hacer. Así que se dejaron llevar.
Miguel y Victorio Criado, padre de Luis y suegro de Pablo, y hermanos entre sí, les indicaron que podían dejar los equipos en una nave de su propiedad. Esta nave (donde actualmente están ubicadas las nuevas instalaciones de Estudio Uno) había sido un almacén de suministros industriales y de alquiler de maquinaria de construcción. La crisis económica, que azotaba (y azota) el país desde años atrás, les obligó a cerrar la nave y a reagrupar los materiales en otra ferretería de su propiedad. La nave llevaba 2 años vacía, como vacío estaba prácticamente el polígono a su llegada.
Para Luis y Pablo, aquello fue un bálsamo: al menos tenían un centro de operaciones desde donde redirigir y pensar. La reacción fue inmediata. Construyeron con palets de obra y diversos materiales absorventes una sala de grabación, e instalaron en las oficinas de la nave un control, para poder seguir grabando ciertos trabajos que ya tenían cerrados con antelación. Al menos podían dar la opción de grabar, aunque no fuese en las mejores condiciones. La respuesta de la gente les sorprendió muchísimo por lo que significaba: no sólo consiguieron hacer más del 75% que tenían antes de salir de Cinearte, sino que además la gente estaba encantada, sin importarles el tremendo frío y las precarias condiciones de trabajo. Esto les animó mucho más: había gente que confiaba en ellos.
Paralelamente, en uno de los cuartos de baño de la nave, Luis hizo su oficina, donde empezó a plantearse el futuro de la empresa, las posibilidades, los pasos a seguir. No todo era tan claro entonces, pues todas ellas pasaban por volver a pedir un crédito, y la situación no invitaba al optimismo.

Básicamente, las opciones eran 2: alquilar unos estudios ya construidos o construir nuevos estudios en la nave, con todo lo que implicaba, y la infinitud de opciones posibles que esta opción suponía.

Fueron sesiones de trabajo de más de 10 horas diarias: uno grabando, el otro pensando.

El proceso de oficina fue intenso: a la vez que se hacían los planes de empresa en la opción de alquiler, se realizaron los planes de empresa en caso de construir. En cualquiera de los casos, los números hablaban. Y decidieron construir. Era finales de marzo de 2013 cuando tomaron la decisión, pero aún les quedaba pensar todo el proyecto.

Hasta 17 proyectos diferentes estuvieron barajando según distribución espacial, número de estudios, presupuestos, etc.
Finalmente, optaron por intentar el mayor y el más ambicioso de todos ellos: el actual. La idea pasaba por varios elementos claves sin que hubiese sido posible llevarlo a cabo:

  • Construcción de reforma de la nave dirigida y ejecutada por ellos mismos, tras ver la inviabilidad de encargarlo a ninguna empresa especializada, ya fuese por desconfianza o presupuesto.
  • El reciclaje de elementos sería fundamental. Todo el sistema central de aires acondicionados, splitters de zona de descanso, puertas, cuadros eléctricos, etc fueron reutilizados de otros locales de la familia.
  • Para la compra de los materiales de construcción se valdrían de los proveedores de Criado S.L., que les conservaron los descuentos.
  • Procuraron que las empresas que les suministrasen fueran, en la medida de lo posible, de Colmenar Viejo, en un apoyo a la economía local.
  • Encargaron el proyecto de insonorización a VMX2, pero para el diseño acústico hicieron una revisión del diseño de Eastlake de Cinearte, para el cual se valieron de los conocimientos de los ingenieros Thomson McAllister y Angel Casado.
  • Este último se encargó de además de toda la instalación eléctrica del estudio, y su concurso se convirtió en vital.
  • Contrataron a un cuadrilla de albañiles a los cuales dirigían según el proyecto de insonorización. Algunos de ellos son expertos ejecutores en la materia.

Llegados a este punto, solo quedaba lo más difícil: la financiación.
Recuerden: 2013 era el año siguiente al del rescate bancario, y los grifos de inversión estaban cerrados completamente. La primera conversación fue clara: ni de broma nos iban a dar lo que pedíamos. Pero en Mayo de ese año, todo cambió.
La Unión Europea obligó a los bancos españoles a dar crédito a las PYMES y autónomos. Así empezó una carrera de los bancos para soltar créditos que nadie quería. Nadie, excepto Estudio Uno, que estaba en el momento preciso a la hora precisa. Y sin poder creérselo, Estudio Uno consiguió la financiación.
Podían empezar las obras.

6. LA OBRA  Julio 2013 - Marzo 2014

El 3 de Julio de 2013 empezaron las obras del nuevo Estudio Uno.
Fueron unas obras complicadas, extenuantes y meticulosas, donde nos enfrentamos a gran parte de la realidad de este país y vivimos muchos de los problemas que le acechan.
El plan de construcción fue debidamente calculado, paso a paso. El día que se puso la primera piedra, se sabía donde iba a estar cada enchufe.
Primero se construirían los cubos insonorizados, y después se haría el diseño acústico de cada habitáculo. Se construyo desde la parte de de atrás de la nave, hacia delante, haciendo suelos y paredes de los cubos, pero no el techo. Así, se construyeron el plató, el control y la sala A y el control y la sala B.
Una vez en el estudio B, se volvió hacia atrás haciendo los techos, primero del estudio A, luego del estudio B y por último del plató.
Seguidamente, instalaciones, acondicionamiento acústico, entelado, cableado y acabados.
Tuvimos que estudiar mucho, aprender principios profundos de construcción, electricidad, electrónica, acústica, etc y aprender a ejecutarlos. Bien orientados, pero novatos así que el ensayo-error fue vital. Nos equivocamos en muchas cosas, y la mayoría de ellas fueron repetidas a conciencia. Todo tenía que estar al detalle.

7. NUEVO ESTUDIO UNO Marzo 2014 - En el momento en que estás leyendo esto.

Los nuevos estudios fueron inaugurados el 22 de marzo de 2014. Desde entonces, nos consideramos unos auténticos privilegiados por la suerte de poder trabajar con los tremendos músicos y profesionales que ya han pasado por nuestros estudios en tan escaso tiempo.
Esto nos ha ayudado a crecer y a aprender pero aún queremos seguir aprendiendo, y creciendo, y eso sólo se consigue rodeado de las personas y los profesionales que tanto nos están ayudando. Esperamos que sigan haciéndolo, porque los necesitamos.

En este nuevo espacio tenemos grandes proyectos en marcha y tenemos toda la ilusión y las ganas para llevarlos a cabo, con la ventaja de haber aprendido en el camino que los sueños se fabrican.

Y nosotros soñamos
porque dormimos tranquilos.


No hay comentarios: